Pollo al Ajillo con Cerveza

  • Pollo al Ajillo
    Tradicional

  • Pollo al Ajillo
    con Patatas

  • Pollo al Ajillo
    con Champiñones

  • Pollo al Ajillo
    con Cerveza

  • Pollo al Ajillo
    con Vino Blanco


  • "Pollo al Ajillo con Cerveza"

    Receta de Pollo al Ajillo con Cerveza





    Esta receta para hacer pollo al ajillo con cerveza es una de las más sabrosas que podrás preparar, ya que está tan rica como la tradicional, pero la cerveza le añade un toque de sabor muy interesante.

    Ingredientes:

    - Un pollo troceado
    - Un botellín de cerveza
    - 5-6 dientes de ajo
    - Perejil picado
    - Romero
    - Tomillo
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Pimienta molida
    - Laurel, un par de hojas


    Preparación:
    Para hacer esta receta compra un pollo de un buen tamaño, ajustado al número de comensales que tengas para esa ocasión. Dile al carnicero que te trocee bien el pollo para hacerlo al ajillo, y si no hazlo tú en casa. Córtalo en trozos medianitos, que se puedan freír por todos lados. Antes de nada lava el pollo troceado, y cuando esté seco échale sal y pimienta, además de un poco de tomillo y romero, que le dará un sabor muy rico. Si te gustan otras especias, puedes usarlas.

    En una cacerola lo suficientemente grande con abundante aceite de oliva virgen vamos adorar los ajos, para lo que les daremos un toque con un cuchillo plano o con la mano, para aplastarlos un poco, sin llegar a romperlos, y sin pelarlos, échalos enteros mejor. Fríelos a fuego medio durante varios minutos, por todos lados, y sácalos de la olla cuando estén listos para volver a usarlos después.

    Ahora vamos a freír el pollo en esa misma cacerola, con el aceite en el que hemos frito los ajos, y añadimos también las hojas de laurel. Debemos freírlo a fuego medio, para que podamos dorar el pollo de forma homogénea, sin llegar a quemarlo ni tampoco dejarlo crudo por dentro. Este paso es fundamental para conseguir un buen pollo al ajillo, así que hazlo con paciencia. Intenta usar una cacerola o sartén de buen tamaño, para que podamos cocinar todo el pollo a la vez.



    Cuando el pollo esté frito en su totalidad, si tenemos demasiado aceite en la cacerola, lo vamos a quitar, y a continuación echamos de nuevo los ajos junto al pollo y vertemos la cerveza sobre el mismo. Cocinamos a fuego lento durante unos 30-35 minutos, para que los sabores se mezclen bien y el alcohol se evapore. Pasado ese tiempo ya tendremos lista esta estupenda receta de pollo al ajillo con cerveza, que puedes acompañar con unas patatas al horno o fritas.