Pollo al Ajillo con Champiñones

  • Pollo al Ajillo
    Tradicional

  • Pollo al Ajillo
    con Patatas

  • Pollo al Ajillo
    con Champiñones

  • Pollo al Ajillo
    con Cerveza

  • Pollo al Ajillo
    con Vino Blanco


  • "Pollo al Ajillo con Champiñones"

    Pollo al Ajillo con Champiñones





    Una de las variantes de la receta tradicional más ricas y preparadas es esta que os presentamos ahora, con la que podéis preparar un estupendo pollo al ajillo con champiñones.

    Ingredientes:

    - Un pollo grande troceado
    - 200 gramos de champiñones laminados
    - Unos 5-6 dientes de ajo
    - Aceite de oliva virgen
    - Un par de vasos de vino blanco
    - Sal
    - Pimienta
    - Laurel, un par de hojas


    Preparación:

    Si no has comprado el pollo ya troceado, usa un buen cuchillo de carnicero para trocearlo tú mismo en trozos no demasiado grandes, para que después el pollo nos quede bien frito por todos lados y no quede crudo por dentro. Lava bien los trozos al acabar, sécalos y salpimiéntalos bien. Déjalos aparte para utilizarlos un poco más adelante.

    Lavamos también los champiñones y los laminamos bien. Puedes emplear champiñones frescos o de lata, aunque te recomendamos usar los primeros, que son mucho más sabrosos que los enlatados, y le darán mucho mejor sabor a la receta. Incluso los puedes comprar ya laminados y ahorrarte algo de tiempo. A los dientes de ajo dales un golpe con un cuchillo por la parte plana para aplastarlos un poco.

    En la olla que vayas a emplear para hacer el pollo al ajillo, echa aceite de oliva y fríe bien los ajos por todos lados, a fuego no demasiado fuerte. Cuando los tengas listos, sácalos y resérvalos, y echa en ese mismo aceite los trozos de pollo, los champiñones y el laurel. Debes freír los trozos de pollo bien por todos lados, a fuego medio.


    Cuando hayas dejado el pollo bien frito, añade a la olla los ajos que habías apartando antes, y el vino blanco, y cocina el pollo a fuego suave durante una media hora o así, para que el vino se evapore y se mezclen bien los sabores. Remueve de vez en cuando para que los trozos de pollo vayan absorbiendo bien el vino. Al acabar de evaporarse el vino ya tienes listo este pollo al ajillo con champiñones. Sírvelo siempre en caliente y verás que rica te queda esta receta.