Pollo al Ajillo con Limón

  • Pollo al Ajillo
    Tradicional

  • Pollo al Ajillo
    con Patatas

  • Pollo al Ajillo
    con Champiñones

  • Pollo al Ajillo
    con Cerveza

  • Pollo al Ajillo
    con Vino Blanco


  • "Pollo al Ajillo con Limón"

    Pollo al Ajillo con Limón





    Te animamos a probar a hacer esta receta de pollo al ajillo con limón, si te gusta la receta tradicional te encantará, porque le damos un contraste de sabores muy interesante con el limón.



    Ingredientes:

    - Un buen pollo
    - 7-8 dientes de ajo
    - Zumo de 3 o 4 limones
    - Romero
    - Tomillo
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Pimienta molida
    - Laurel, un par de hojas


    Preparación:

    Para elaborar esta receta emplea un pollo de un tamaño adecuado al número de invitados que tengas a comer, teniendo en cuenta que con un pollo grande de unos dos kilos puedes prepararla para unos 4 comensales. Si puedes comprar el pollo ya limpio y troceado, mejor, así te evitas tener que hacerlo en casa. Para prepararlo, lo primero que debes hacer es lavar los trozos bien, dejarlos que escurran bien el agua, y salpimientas bien los mismos, y te aconsejamos darle un toque de tomillo y romero, para darle muy buen sabor.

    Coge los ajos y dales un golpe para dejarlos un poco machacados, intentando que no se rompan, y sin pelarlos, y cuando los tengas listos, ponlos a freír en aceite de oliva, en una olla o cazuela de un tamaño adecuado para hacer luego el pollo. Con los ajos dorados por todos lados, los sacamos de la misma y los dejamos aparte en un plato. En ese mismo aceite vamos a poner los trozos de pollo a freír, junto al laurel. Ten en cuenta que debes tener bastante aceite en la cazuela para que el pollo quede bien frito por todos lados, sin llegar a quemarlo.

    Mientras doras bien el pollo, ve exprimiendo el zumo de 3 o 4 limones que sean más bien grandes, ya que lo vamos a necesitar en unos minutos. Cuando observes que el pollo queda bien frito por todas partes, algo que será más sencillo de conseguir si los trozos son más bien pequeños, quita el aceite sobrante de la cacerola, añade los ajos que teníamos apartados y el zumo de limón. Si ves que es poco zumo exprime algún limón más.





    Deja cocinar a fuego suave, removiendo de vez en cuando los trozos de pollo, para que se vayan haciendo por todos lados y cojan bien el saborcito del zumo de limón. Cuando el zumo se haya consumido, dejas unos 5 minutos más y al acabar ya puedes servir este rico pollo al ajillo con limón, que esperamos que te resulte una buena receta y la repitas en alguna otra ocasión.