Pollo al Ajillo Frito

  • Pollo al Ajillo
    Tradicional

  • Pollo al Ajillo
    con Patatas

  • Pollo al Ajillo
    con Champiñones

  • Pollo al Ajillo
    con Cerveza

  • Pollo al Ajillo
    con Vino Blanco


  • "Pollo al Ajillo Frito"

    Receta de Pollo al Ajillo Frito





    Disfruta de este rico y sabroso pollo al ajillo frito, una receta ideal para almorzar o cenar cualquier día del año. Es una receta sencilla de preparar y que requiere pocos ingredientes, así que seguro que te resulta de mucha utilidad.

    Ingredientes:

    - Un buen pollo troceado
    - Aceite de oliva virgen
    - 6 ó 7 dientes de ajo
    - Vinagre de Jerez
    - Harina, 1 cucharada
    - Sal
    - Pimienta molida


    Preparación:

    Para hacer esta receta de pollo al ajillo frito vamos a comprar un de buen tamaño, a ser posible ya limpio y troceado, para evitarnos hacerlo en casa. En la carnicería lo hacen en un momento y queda perfecto. Una vez en casa vamos a limpiarlo bajo el grifo y a secarlo, para después salpimentarlo y pasarlo por harina para cubrirlo por completo. Si prefieres usar solo pechugas o muslos, por ejemplo, en lugar del pollo entero puedes comprar la cantidad que vayas a necesitar para tus comensales.

    Una vez hecho esto, ponemos a calentar una cacerola amplia donde quepa bien el pollo, con abundante aceite de oliva virgen, para poder freír bien el pollo. Cuando el aceite esté caliente, echamos los ajos sin pelar, a los que habremos dado un golpe para aplastarlos un poco, y dejamos que se doren bien a fuego medio. Cuando lo estén, los vamos a sacar y los reservamos en un plato.

    A continuación, en el mismo aceite freímos los trozos de pollo bien por todos lados, sin dejar que lleguen a quemarse, para lo que es mejor dejar a fuego medio e ir dando vueltas a los trozos para conseguir freírlos de forma similar por todas partes. Hazlo con paciencia y déjalo lo mejor posible, ya que este paso es fundamental para que luego el pollo nos quede en su punto, ni quemado ni crudo por fuera.





    Cuando hayas acabado de freír el pollo troceado, quita un poco del aceite sobrante de la cacerola, deja un poco nada más y añade los ajos ya fritos y echa un vasito de vinagre de Jerez, y deja que se consuma el mismo a fuego suave durante unos minutos. Al final nos quedara una salsa un tanto espesa, y debemos servir el pollo en caliente. Si no lo vas a servir en ese momento, déjalo en la cacerola y caliéntalo un poco antes de comer. Y a disfrutar de esta rica receta.